Contacto


Como ya comentamos en nuestra anterior entrada del blog, se acerca la época navideña, y con ella las entrañables cenas de empresa, momento de esparcimiento para todos los trabajadores después de un año de trabajo incansable. En esta entrada del blog, queremos daros una serie de ideas para que podáis celebrar la mejor cena que ha tenido tu empresa y que todos los trabajadores vean su duro trabajo recompensado.

Primeros pasos

Hay una serie de cosas que tienes que tener en cuenta a la hora de organizar una fiesta de empresa. La primera es el tipo de evento que será. En el título hemos nombrado las cenas, pero bien puede ser una comida, un cocktail, un desayuno especial…

Lo segundo que tienes que decidir es el lugar donde la quieres organizar. Puede ser  un hotel, una bodega, un restaurante, un teatro, un local para fiestas… Tienes que tenerlo claro, ya que será fundamental a la hora de decidir todos los complementemos que añadirás a la celebración. Ten en cuenta también el volumen de personas que asistirán al evento (no es lo mismo 20 trabajadores que 100).

Una vez que tengas claro esos dos conceptos, podrás empezar a plantear lo que vas a hacer en la fiesta.

Espectáculos

¿Qué mejor manera de amenizar un evento lleno de cordialidad y respeto con un buen espectáculo? La ventaja es que para la mayoría de espectáculos que os vamos a proponer aquí, no requeriréis de mucho espacio.

¿Porque no contratar a un buen monologuista? SI le das ciertos datos sobre los asistentes al evento, podrá realizar un monologo personalizado, haciendo que todos los trabajadores disfruten de grandes momentos de risas. Además, ayudarás a mejorar la amistad entre los trabajadores y jefes.

Aunque si quieres algo más espectacular, quizás sea mejor idea contratar a un mago o ilusionista. A parte de hacer reír a los asistentes los dejarás absolutamente alucinados con las ilusiones creadas por un profesional.

Y si quieres hacer algo distinto, tiramos de un clásico. Siempre lo recomendamos en este blog y nos parece una de las más divertidas. Se trata de un toro mecánico. Los asistentes se pelearán por subir a intentar domarlo. La idea puede consistir en intentar aguantar sobre él el mayor tiempo posible. Eso sí, necesitarás bastante espacio para ponerlo.

También puedes contratar una velada de variedades.  Contratando una velada de este tipo tendrás de todo: presentadores, cantantes de canción española, ligera, melódica, mexicana, humoristas, vedettes, show-man´s,  mariachis… Lo mejor es que puedes personalizarla como quieras, desde el arranque hasta el cierre de la velada. De esa manera no te centrarás en un único tipo de espectáculo y contentarás a todos los invitados la fiesta de empresa.

Esas son nuestras ideas de espectáculos para cenas de empresa. En nuestro siguiente apartado trataremos otras actividades que también pueden ser de interés.

Juegos

Si prefieres que los invitados no solo sean testigos y participen en el espectáculo, puedes tomar la posibilidad de organizar varios juegos durante la velada. Vamos a daros una serie de ideas de juegos para cenas de empresa.

Una buena idea es organizar una Gymkhana. Que los trabajadores se organicen por grupos y propón una serie de juegos de agilidad, destreza, memoria, mímica… Eso sí, no olvides comprar un regalo para el equipo vencedor como un pequeño trofeo simbólico.

Otro juego muy divertido es el reto del maniquí. Es bastante sencillo. La regla es que cuando se grite la palabra “maniquí”, todos deberán quedarse completamente quietos. Es bastante divertido ver cómo la gente se queda totalmente quieta en posturas muy incomodas. Tendrá que haber un juez que vaya comprobando si alguien se mueve. En ese caso, el jugador será descalificado. Así hasta que solo quede uno, que será proclamado ganador.

Otro divertido juego es el conocido como encuentra el tesoro. Consiste en esconder por el restaurante una serie de regalos y proponer a los asistentes un tiempo para buscarlos. Los que los encuentren, se los quedarán.

Para mejorar el ambiente de concordia entre los asistentes, una buena idea para cenas de empresa es organizar un amigo invisible. Con anterioridad, tendrás que haber sorteado quien regala a quien, y en algún momento del evento dar los regalos. Lo mejor para este tipo de juegos es poner un límite en el dinero y ver quien consigue ser más original.

Otra opción divertida es elegir al rey y la reina de la fiesta. Tendrás que dejar en cada asiento una cartulina y un bolígrafo para que todos escriban sus candidatos (prohibido votarse a uno mismo). Una vez se haga el recuento de votos, se proclama al rey y la reina de la fiesta. Sería ideal que tuvieses en cuenta comprar un par de coronas para ellos.

Otro divertido juego es el conocido como ¿Quién es el bebe? Para este juego, tus compañeros de trabajo tendrán que llevar una foto de ellos de cuando eran bebes y el reto consiste en adivinar quién es quién. Puede parecer muy sencillo, pero hay gente que cambia mucho con los años. Este juego ayudará a que los trabajadores se conozcan mejor.

Otro divertido juego es el conocido como “dame todo lo que pidas”. El reto comienza con una persona diciendo una serie de objetos tipo pintalabios, bolígrafo, zapato negro, pulsera… El primero que sea capaz de reunir todos los objetos será el ganador. Eso sí, puede convertirse en un auténtico caos.

Otro juego interesante es el de las palabras tabú. Simplemente tendrás que plantear una serie de palabras que no se podrán pronunciar durante el evento. Puede parecer sencillo, pero es extremadamente divertido, poniendo en muchos apuros a algunos. Y si tu jefe dirige algunas palabras a sus empleados durante el evento, puede ser un buen momento para ponerle en un aprieto.

Y antes de acabar, os tenemos que hacer una recomendación final. Contrata un autobús para los invitados. Sabemos que es un gasto más, pero sabiendo que tus invitados van a beber, es preferible que les des todas las facilidades posibles para ir y volver.

Y hasta aquí nuestras ideas para cenas de empresa. Esperamos que este artículo os sea de utilidad a la hora de organizar vuestros eventos de empresa y que sean un rotundo éxito.