Contacto


Si hay un tipo de espectáculo que merece una mención es sin lugar a dudas el teatro. Las obras de teatro nos cuentan una gran historia que, a diferencia del cine, vemos en directo. La naturalidad de los actores y la simpleza de los escenarios hacen de ver una obra teatral una gran experiencia. Y como este blog está dedicado a los espectáculos, hemos decidido dedicar una entrada a las mejores obras de teatro que deberías de ver antes de morir, ya sea por sus grandes historias, por sus increíbles puestas en escena o por la naturalidad de los actores. Empecemos.

El fantasma de la opera

Es imposible hablar de grandes obras de teatro y no nombrar al fantasma de la ópera, esa historia sobre un hombre desfigurado que se esconde en la Opera de Paris. El fantasma de la ópera está basada en una novela de Gastón Leroux, publicada en marzo de 1910. Puede parecer antigua, pero es el espectáculo de mayor duración de Brodway y lleva representándose de manera continua durante los últimos 25 años. De hecho, muchos turistas hacen una visita a Nueva York solo por verla representada. Una de las mejores obras de teatro de todos los tiempos.

Los miserables

Los miserables es otra gran obra de teatro basada en una novela. En este caso, se basa en una novela escrita por el político, poeta y escritor francés Victor Hugo publicada en 1862. Trata sobre  la historia de Jean Valjean, un exconvicto de extraordinaria fuerza que busca la redención tras cumplir diecinueve años en prisión por haber robado una hogaza de pan. Esta obra empezó a ser representada en el 1980 en Paris y desde entonces se ha seguido representando continuamente por todo el mundo. En todos estos años ha ganado múltiples premios totalmente merecidos. Sin lugar a dudas debes verla.

Chicago

Chicago, a diferencia de las anteriores, no está basada en ninguna novela. Se basa en una obra de teatro con el mismo nombre publicada en 1926 por la periodista Maurine Dallas Watkins. Chicago es un musical estadounidense con música de John Kander, letras de Fred Ebb escrita por Bob Fosse y el propio Ebb. Chicago lleva representándose ininterrumpidamente desde el año 1975, aunque su versión más popular se realizó por primera vez en el año 1996. Incluso tuvo su adaptación cinematográfica en 2002. La obra cuenta la historia de un abogado que maneja los casos de dos mujeres asesinas que están buscando nuevamente ser famosas ante la luz pública. La historia, en esencia, es una crítica a la corrupción del sistema judicial y al concepto de criminales estrellas.

El Rey León

El Rey León es el musical más actual de los nombrados en esta lista, pero no por ello es peor. No creo que sea necesario contar la sinopsis de esta obra basada en una de las películas más icónicas de la historia de Disney. Es un musical de larga duración, como los anteriores, y está destinado a todos los públicos. Así que si tienes niños a tu cargo, será una oportunidad fantástica de que disfruten. El Rey León no para de ganar premios gracias a su increíble puesta en escena. Actualmente se representa en Madrid en el Teatro Lope de Vega. Más cerca imposible. Merece la pena.

Hamlet

Hamlet es posiblemente la obra más conocida de William Shakespeare (junto a Romeo y Julieta). Shakespeare es uno de los mejores escritores de la historia y, por tanto, ver una obra suya debería de ser una obligación. La obra se ambienta en Dinamarca, y cuenta lo ocurrido tras el asesinato del rey Hamlet (padre del protagonista de la obra), a manos de su hermano Claudio. El fantasma del rey pide a su hijo que se vengue de su asesino. Una de las obras más antiguas de la lista. Su primera interpretación fue en el año 1609. Y si no podéis verla, por lo menos leed su libro.

Wicked

Su nombre completo es Wicked: The Untold Story of the Witches of Oz. Está basada en la novela Wicked: Memorias de una bruja mala de Gregory Maguire, historia paralela a los hechos narrados en el clásico literario El maravilloso mago de Oz. Su año de estreno fue 2003. Actualmente es uno de los espectáculos que más tiempo han estado en la cartelera de Brodway, además de ser uno de los musicales más taquilleros de la historia. Wicked cuenta como era el mundo de Oz antes de la llegada de Dorothy. Y si os gusta aquella obra, esta os encantará.

Don Juan Tenorio

Y el representante español de esta lista es Don Juan Tenorio, obra escrita por José Zorrilla en el año 1844, casi nada. La obra está protagonizada por Juan Tenorio que tendrá que enamorar a Doña Inés en un plazo de seis días para ganar a su rival don Luis Mejía. Está ambientada en Sevilla. Es raro que no se represente en algún lugar de la geografía española una vez al año al menos. Y si eres amante del teatro, deberías de darle una oportunidad.

Y hasta aquí nuestro repaso a las  obras de teatro que deberías ver antes de morir. Esperamos haberos dado algunas ideas de las obras y/o musicales que si o si tienes que presenciar alguna vez en tu vida. Sin lugar a dudas son espectáculos memorables. Para cualquier duda o consulta, podéis contactarnos desde la pestaña de contacto o en el correo espectáculos@fosati.com.