Contacto


Se acerca el fin del calendario escolar para niños y adolescentes. Después de un año de mucho estudio y duro trabajo, por fin llegan sus ansiados meses de descanso. Pero antes de ese merecido descanso queda algo: el Final de Curso. Los jóvenes adoran las fiestas de final de curso, ya sea porque pueden conocer a otros alumnos con los que no suelen encontrarse, porque por fin pueden vestir con la ropa que les apetezca o porque por fin tienen algo grande que celebrar. En esta entrada de nuestro blog vamos a daros una serie de ideas que os pueden ser útiles en caso de que tengáis que organizar una de estas fiestas para que podáis recompensar a los jóvenes por su duro trabajo como se merecen.

Atracciones

Sería maravilloso poder montarles un parque de atracciones para ellos solos. Pero tenemos claro que eso es prácticamente imposible. Pero tenemos varias ideas para fiestas de final de curso que pueden ser un buen sustituto.

Una idea interesante sería uno (o varios) castillos hinchables. Si te decides por esta opción, tendrás que tener claro que no puedes mezclar niños de edades muy dispares (por ejemplo niños de 5 años con niños de 10). Normalmente, la empresa de espectáculos que os lo alquile, debería de explicaros todo eso. Y si no quieres discriminar por edades, puedes alquilar varios, uno para los más pequeños y otro para los más mayorcitos.

Alquiler de castillos hinchables en Valencia: casita de bolas

Una alternativa a los castillos hinchables tradicionales son los hinchables de agua. Teniendo en cuenta que el verano está ya aquí, no les vendría mal darse un buen chapuzón para refrescarse. Y además se lo pasarán en grande tirándose por los toboganes y saltando.

Por último, una muy buena propuesta sería contratar un toro mecánico. No será tan refrescante como un hinchable de agua, pero sin lugar a dudas todos harán cola para ver quien aguanta más subido encima de él. Eso sí, teniendo en cuenta todas las medidas de seguridad necesarias (No es lo mismo un niño de 5 años que un adolescente de 15). Lo normal, es disponer de un monitor que se encargue de gestionar la velocidad del toro en función de la persona que se haya subido a él. En nuestro caso, podemos decir que un toro mecánico es sinónimo de diversión, tanto para pequeños como para mayores.

Fiesta temática

A casi todo el mundo le gusta disfrazarse, sin duda. Y a los pequeños más. Por ello, una buena idea para una fiesta de final de curso podría ser hacer una fiesta temática. Puede ser de un tema general, tipo animales, o de alguna película (como una fiesta temática de Harry Potter), o de una época concreta (una buena manera de aprender divirtiéndose).  Y a esto, se podría añadir animadoras infantiles para los más pequeños, redondeando la gran fiesta de final de curso. De esa forma, podrías conseguir que la fiesta fuese del gusto de la mayoría, ya que cada uno podría disfrazarse de lo que le apeteciera. Lo complicado sería elegir la temática. Pero eso ya lo dejamos a tu elección.

Fiesta de la espuma

Otra idea refrescante para una fiesta de final de curso puede ser organizar una fiesta de la espuma. Os explicamos cómo funciona. Una persona cualificada se pondrá a los mandos de un cañón que irá lanzando espuma a discreción para regocijo de todos los presentes. Eso sí, será necesario adecuar la cantidad de espuma lanzada a la edad de los participantes. Una idea interesante podría ser comenzar con un nivel de espuma bajo para que los peques puedan disfrutarla, para más tarde (sería recomendable avisar para evitar problemas), comenzar con la fiesta para los más mayores haciendo que la espuma suba. Nuestra empresa ha realizado muchas fiestas de la espuma, y tenemos que decir que la gente asistente se lo pasa en grande.

Circuitos de actividades

Los circuitos de actividades requieren trabajo, pero suele ser muy efectivo. La idea es sencilla: crear una idea para que todos los participantes sigan. Una idea muy tradicional es hacer una búsqueda del tesoro. De esa forma, puedes organizar a los participantes por grupos (o que se junten ellos con los que quieran) y colocar una serie de pistas escondidas que tengan que ir encontrando para llegar al final y ganar. Pasarán la tarde encantados, colaborarán entre ellos y competirán para conseguir el premio final.  Los circuitos de actividades suelen encantar tanto a pequeños como adolescentes (siempre que la historia que les cuentes les interese, claro).

Para los más mayores…

Es cierto que todo no es para todo el mundo. Por ello, os vamos a hacer algunas recomendaciones más específicas para los adolescentes. Por ejemplo, una pequeña discomóvil con un sistema de iluminación adecuado hará las delicias de los adolescentes y aliviarán sus ganas de fiesta. Y si quieres, también podrías organizar una rifa para recaudar fondos. Uno de los premios más socorridos para las rifas son jamones. Por último, podría ser una buena idea organizar un concurso de Playbacks (siempre que cuentes con la iluminación y sonorización adecuada).

Y hasta aquí nuestras ideas para fiestas de final de curso. Esperamos que este artículo os sea de utilidad y os de las pistas que necesitáis para organizarles la fiesta que se merecen como recompensa por todo un año de nervios y sacrificio. Si queréis contratar alguno de estos servicios o necesitáis ayuda, podéis contactar con nosotros sin compromiso desde la pestaña de contacto.