Contacto


Las fiestas de empresa suelen ser del agrado de todo el mundo. Las fiestas de empresa son momentos perfectos para descansar del duro trabajo del día a día y desconectar. Además de poder conocer mejor a tus compañeros de trabajo y poder hablar de algo distinto a los asuntos plenamente laborales. Por ello, hemos pensado que podría ser una buena idea ayudaros a aderezar la fiesta. Por ello,  en esta entrada de nuestro blog, vamos a daros algunas ideas para fiestas de empresa. De esa manera, aparte de disfrutar de la comida y de la compañía, podréis uniros más como grupo. Y eso siempre ayuda en el ámbito laboral.

Fiesta temática

Ya que la fiesta es un momento de concordia, ¿Por qué no realizarla como una fiesta temática? Las fiestas temáticas suelen gustar a todo el mundo. Para hacerlo, se debería empezar con el vestuario de los asistentes. Temas como fiesta ibicenca, fiesta de los 90, fiesta medieval… suelen ser bastante socorridos. Tras haberlo decidido, habrá que encargarse de que los alimentos que tomaremos irán acordes al tema de la fiesta. Y por último, si el local donde la hagamos lo permite, preparar una decoración adecuada para el tan ansiado evento.

Juegos en grupo

Una buena manera de mejorar la relación entre los asistentes a la fiesta es realizar juegos para grupos, en los que los asistentes tendrán que demostrar su valía. Hay muchísimos juegos válidos y tremendamente divertidos para adultos. Vamos a daros algunas ideas:

– Retos difíciles: El juego consiste en dividir a los compañeros de trabajo en grupos y proponerles una tarea complicada. Pueden ser cosas como conseguir tres objetos específicos, llevar a cabo un baile en grupo, ponerse de acuerdo para hacer alguna tontería. Elige siempre ideas que puedan resultar divertidas.

– Ceremonia de premios: Este tipo de juego es muy socorrido. Consiste en llamar uno a uno a los asistentes y darles algún tipo de detalle y/o mención. De esa manera todos tendrán su minuto de gloria y nadie se sentirá discriminado.

– Amigo invisible: Creo que poco hay que explicar sobre lo que es el amigo invisible. Solo comentar que los regalos suelen ser desternillantes para los asistentes.

– Elegir al Miss y al Mister de la fiesta: Se repartirán unos papeles a los asistentes y estos tendrán que votar al rey y a la reina de la fiesta (no vale votarse a uno mismo). Cuando se haga el recuento y estén decididos los ganadores, se les puede poner unas bandas como recordatorio de su momento de gloria.

Contratar un espectáculo

Otra forma de entretener a los asistentes es cerrar algún tipo de espectáculo para la cena o para la post-cena. De esa manera, conseguirás que se quede la mayor cantidad de gente posible. Hay muchísimos tipos de espectáculo. Algunos que pueden resultar interesantes para una fiesta de empresa podrían ser: un monologuista, un show de magía, un espectáculo de variedades, una actuación de un pequeño grupo sorpresa… Hay muchísimas posibilidades donde elegir y todas igual de divertidas.

Temas Tabú

En realidad, esta idea no es para provocar diversión entre los asistentes. Es más bien para que no se provoquen rencillas y reine un ambiente distendido. No es nada complicado. Simplemente escribe una serie de temas de los que no se podrá hablar bajo ningún concepto durante la cena. Hay temas que suelen provocar rencillas como son la religión y la política. Y también hay otros temas que pueden provocar tensión entre los asistentes, por ello también deberías vetar ciertos temas relacionados con vuestra profesión o trabajo. Por ejemplo, veta todos los temas de empresa salvo las anécdotas divertidas. De esa manera todos se podrán conocer un poco más y, de paso, troncharse de la risa.

Otras propuestas

Hay varias cosas que se pueden plantear para amenizar la cena:

– Prohibir los teléfonos móviles: Hoy en día es muy habitual que durante las reuniones de ocio, varios asistentes se dediquen sistemáticamente a mirar el móvil sin prestar ninguna atención ni participar. Acaba con eso y tendrás un gran ambiente de concordia del que todo el mundo se sentirá participe.

– Cambia la cena por un cocktail: Es muy habitual hacer cena o comida como celebración. Pero ¿Por qué no realizar un cocktail? Cuando la gente está sentada, tiende a hablar con la gente más cercana. Haciendo un cocktail, la gente tendrá más libertad de movimientos, ayudando a que se relacionen entre sí.

– O cámbiala por una tarde birras: no hay nada más español que irte de birras con los amigos. Haz lo mismo con tus compañeros de trabajo. De esa manera podréis dejar de veros como compañeros y veros como amigos.

– Paintball o bolera: estas son otras dos formas de desfogarse del duro día. En ambas podréis competir entre vosotros. La ventaja del Paintball es que si algún compañero de trabajo no os cae especialmente bien, podréis tener vuestra pequeña venganza sin muchas consecuencias. En el caso de los bolos, se trata de una competición en la que será necesaria cierta profesionalidad entre los participantes.

Y hasta aquí nuestras ideas para fiestas de empresa. Esperamos que os sean de utilidad. Las fiestas de empresa son ideales para afianzar lazos con los compañeros del día a día. Si ponéis en práctica alguna de nuestras ideas, seguro que ayudareis a que la fiesta sea todo un éxito. Para cualquier duda o consulta, podéis contactarnos en el correo espectáculos@fosati.com.